El concepto de fast fashion está cambiando la industria de retail.

Desde hace años, en la industria de la moda se ha trabajado para lanzar las nuevas colecciones al tiempo que aparecían las nuevas tendencias. Y, hoy los retailers están trabajando para hacer que los productos de las pasarelas de la moda lleguen a las tiendas en el menor tiempo posible, de forma más rápida que nunca. El resultado es un mercado de retail que responde rápidamente a los cambios en las tendencias, ofrece más de las cuatro temporadas tradicionales y hace que los clientes esperen encontrar los productos en las tiendas sin demora. El ideal moderno del “fast fashion” tiene como ejemplo las tiendas Walmart y Zara, que están acercando las tendencias de la moda de las pasarelas y showrooms a las tiendas en tiempo récord para ofrecer las últimas tendencias.

Sin embargo, recientes estudios han demostrado que a medida que las marcas intentan producir en masa los nuevos diseños, en el menor tiempo posible, la industria de retail está aumentando los residuos, perjudicando a los entornos de trabajo, que se ven afectados por una demanda creciente./p>

La pregunta principal es: ¿Cómo puedes afrontar la adopción del modelo fast fashion de forma responsable respetando a tus empleados y al medio ambiente en general? La solución radica en transformarse digitalmente y mejorar la forma en la que las empresas operan mediante la tecnología moderna de retail.

Garantizar la velocidad en todas las áreas es la clave para una implementación exitosa de las estrategias fast fashion. Mientras que muchas empresas ya aplican esta visión a los procesos de fabricación de los productos y de manipulación de los materiales utilizados, reducir los tiempos en todas las áreas de forma constante y rápida puede ayudar a que tu empresa se mueva con más agilidad que nunca sin causar un daño excesivo, ni malas condiciones de trabajo. Las siguientes estrategias están diseñadas para aprovechar la tecnología moderna de retail para reducir el perjuicio resultante de la operativa de estos negocios, eliminando los efectos negativos que actualmente afectan y se asocian a los retailers. Para que estas mejoras puedan tener un impacto positivo en tu compañía, considera cómo cada una de ellas puede ser aplicada a tu empresa de retail, conforme a sus particularidades.

Explotar el análisis de datos/h2>

Una importante característica del fast fashion es la capacidad de anticiparse con acierto a las tendencias y los gustos de la audiencia. Zara se ha convertido en un referente del fast fashion moderno debido a la puesta en marcha de una estrategia que buscaba comprender mejor los intereses de su público objetivo a través del análisis de datos.

Zara revolucionó el proceso típico de previsión de tendencias y de abastecimiento de los almacenes de las tiendas, sustituyéndolo por una estrategia que consistía en la provisión de una pequeña cantidad inicial del nuevo producto. Después, recopilaba los datos provenientes de las ventas y los comparaba con los SKUs (número de referencia en almacén) del departamento de logística. Además, Zara cuantificaba qué estilos, colores y otros detalles eran los más vendidos, utilizando esa información para llevar a cabo los siguientes diseños y pedidos. El resultado fue un ciclo a corto plazo en el que se eliminaban los estilos menos populares y se enfocaba la producción a aquellos que tenían mayor probabilidad de venta.

Mientras que cada tienda de retail tiene que adaptar su estrategia a sus objetivos en particular, lo más importante es que Zara siempre se centra en los datos y profundiza en los detalles más pequeños con el fin de generar insights extremadamente valiosos. No solo es crucial recopilar datos de tu equipo de ventas y de los inventarios de manera clara y medible, sino también interpretarlos correctamente. El éxito puede significar un inventario optimizado y reduciendo los productos que no son populares entre tu público objetivo.

Optimizar la Entrega

Tal como demuestra la compra de Jet por parte de Walmart, un aspecto importante del éxito del fast fashion es la forma en la que una marca hace llegar sus productos a sus clientes. Si bien el uso efectivo del análisis, como discutimos anteriormente, ayuda a mantener el stock apropiado en los inventarios, los retailers deben hacerlos llegar rápidamente a los clientes para cumplir las expectativas de la era del fast fashion.

A través del uso de Jet, Walmart fue capaz de incorporar un algoritmo de precios en tiempo real en su tienda online, lo que permitió aplicar una reducción en el coste de los artículos conforme se agregaban más productos al carrito de la compra. Pedidos de compra mayores implican menores gastos de envío, tanto para clientes como para la tienda, además de una disminución de desperdicios causados por el proceso de envío. Combinado con otros descuentos, el algoritmo es parte de una estrategia para aumentar las compras online, disminuir los gastos de envío y fomentar la parte online del negocio. Además, la creación reciente del Walmart Pay les permitió a los clientes comprar artículos a través de su dispositivo móvil mientras estaban en la tienda física, facilitando a los usuarios obtener de forma más rápida los productos que desean. Según PYMNTS, el uso de la aplicación por primera vez ha crecido un 31,7% en Junio 2017, con respecto a Marzo del mismo año y sigue demostrando un crecimiento estable de su uso.

Además, otras empresas como Rent the Runway, servicio de alquiler de ropa para ocasiones especiales, ha explotado sus datos y simplificado sus procesos internos para predecir mejor las necesidades de sus clientes y atender a sus deseos de recibir los productos en plazos de un día, con el objetivo de estar a altura de sus expectativas. Algo que han impulsado compañías como Amazon. El envío de productos a clientes en menos tiempo acelera los ciclos de compra, algo fundamental en el fast fashion.

Facilitar la compra

El fast fashion consiste en algo más que únicamente proveer los productos a los clientes lo más rápidamente posible. Es también permitir que estos mismos clientes conozcan, se interesen y compren estos productos rápidamente. De esta manera, los retailers pueden reducir los tiempos entre la creación del inventario y la venta, así como analizar los datos provenientes de los procesos de compra para utilizarlos como apoyo para decisiones futuras.

A día de hoy, los clientes esperan altos índices de usabilidad y procesos de pago rápidos durante la compra online. Además, las experiencias omnicanales de retail acercan más que nunca los procesos de compra online y offline. Mediante el uso de tecnologías de retail para fomentar el interés del cliente por los productos online, y la finalización de la compra en la tienda física, los retailers pueden facilitar y agilizar los ciclos de compra de su público objetivo.

Transforma Digitalmente tu empresa de retail

Satisfacer las demandas actuales del fast fashion no es el único beneficio de la transformación digital para los retailers. Ya sea ofreciendo a los clientes la experiencia online que esperan o equipando a tus empleados con las herramientas y tecnologías modernas necesarias, la transformación digital del sector retail puede tener numerosos beneficios. Lee más sobre la temática y empieza tu proceso de transformación digital.

Lee el Whitepaper  
Comments