A finales de 2016 Gartner declaró que la Gestión de Contenido Empresarial (Enterprise Content Management- ECM) estaba acabada, y superada por el término Servicios de Contenido. Esto fue recibido con una gran controversia y rechazo, pero en general, la idea de Gartner parece ser acertada. El término "ECM" ya no refleja la complejidad de la administración de contenido en las empresas de hoy en día, y nuestra forma de pensar sobre estos sistemas de software necesita actualizarse.

ECM: ¿Una estrategia o una solución?

Una de las razones por las cuales Gartner justificó este cambio es porque ECM es en realidad una estrategia que define cómo las organizaciones gestionan su ingente cantidad de contenido. Como las soluciones de software han sido utilizadas tradicionalmente para casos de uso específicos (Como por ejemplo: portales web frente a CMSs), no solía haber problemas al utilizar un mismo término para describir tanto una estrategia como una solución.

Con el término ECM nunca se tuvo la intención de describir un conjunto único de tecnologías que se aplicaban a un caso de uso, pero los analistas necesitan segmentar el software de alguna manera, y así es como se usó el término ECM por un tiempo. Sin embargo, si se observa la evolución de las definiciones del término, está claro que ECM se expandió más allá de la tecnología hace tiempo, y ahora describe el conjunto complejidades que supone administrar y entregar el contenido en una empresa. Las compañías abordan estos desafíos con una plataforma monolítica y personalizada, o un CMS que integra capacidades adicionales ad hoc, lo que hace que la perspectiva de establecer límites claros para este segmento de tecnología sea poco realista.

De hecho, con la ampliación de las funcionalidades de las soluciones, muchas categorías tradicionales convergen en nuevos términos. Esta es la razón por la que seguimos viendo cambios en los términos de moda en la industria. El software no es estático, y los proveedores están desarrollando soluciones en respuesta a las necesidades del cliente, incluso cuando eso rompe los límites comúnmente aceptados de la industria.

ECM, DAM y CMS se están convirtiendo en Servicios de Contenido

El término Servicios de Contenido, en cierto modo, es un reflejo de la tendencia existente hacia la categoría de productos DXP. Debido a que el contenido se está convirtiendo en la característica central de todo, los servicios y extensiones que requiere están empujando a los CMS (Content Management System- Sistemas de Gestión de Contenido), ECM, DAM ( Digital Asset Management- Gestión de Archivos Digitales) y otras soluciones de contenido para que se engloben en una sola categoría. El término Servicios de Contenido simplifica esto al unir el conunto de software que permite administrar y publicar contenido de cualquier tipo, con la sofisticación necesaria para acomodar todos los servicios avanzados, herramientas y extensiones. Es un término útil, pero llamar a su software "servicio de contenido" no elimina la necesidad de una estrategia integral de ECM.

Construir un Roadmap para el futuro

En lugar de centrarse en cambiar los términos de uso, las empresas deben mirar a su contenido actual y lo que tendrá que ser capaz de hacer de los próximos seis a doce meses. Las siguientes preguntas pueden iniciar el proceso de construcción de un Roadmap:

  1. ¿Qué nuevos dispositivos se utilizarán y cómo de preparado estás para proveer de contenido a través de ellos?
  2. ¿Cómo afectarán las nuevas tecnologías al contenido que produces? Por ejemplo, la Inteligencia Artificial ya puede escribir contenido básico, lo que cambia las prioridades de trabajo de los creadores de contenido.
  3. ¿Cómo pueden los Servicios de Contenido apoyar mejor a los empleados en sus tareas de trabajo actuales? Los repositorios basados ​​en la nube son una puerta de acceso al contenido, pero introducen posibles amenazas de seguridad para las cuales su organización deberá prepararse.
  4. ¿Qué capacidades se pueden consolidar?
  5. ¿Qué servicios impulsados ​​por APIs u otras integraciones deben implementarse? La tecnología disruptiva, como los dispositivos de Internet de las Cosas o la Realidad Virtual, pueden convertirse en nuevos canales desde los que se necesite consumir y entregar contenido.

Mientras tanto, sería bueno estar atento a la evolución de la definición de las Plataformas de Experiencia Digital, muchas de las cuales traen un patrimonio heredado de CMS, que, a su vez, se convertirán en una parte esencial del ECM. A medida que las categorías de productos continúen convergiendo, el concepto de plataformas integradas seguirá siendo relevante, independientemente del plazo que establezcamos.

La Transformación Digital comienza con la Tecnología Adecuada

Las Plataformas de Experiencia Digital son una categoría de producto emergente que reúne las capacidades que las organizaciones necesitan para construir una base para su transformación digital.

Conoce como DXP te ayuda en tu proceso de Transformación Digital  
Kommentare