Portal vs. Website: ¿Cuál es la diferencia?

La principal diferencia entre los dos son sus objetivos: los websites son creados para generar tráfico, mientras que los portales web sirven para limitar el tráfico existente a un grupo específico de usuarios. En su mayoría, los portales requieren que el usuario haga login, lo que permite identificarle y así ofrecerle servicios y contenidos específicos para sus necesidades. Por otro lado, los websites están abiertos al público y pensados para una audiencia más amplia.

Sin embargo, a día de hoy, hay muchas funcionalidades similares que coinciden entre los dos. Las páginas web pueden utilizar algunas herramientas para segmentar contenidos, permitiendo la creación de una experiencia personalizada para sus audiencias, a igual que los portales pueden tener páginas de cara al público y con contenidos disponibles para todos, sin que haga falta hacer el login.

 

Los portales pueden tener páginas web anónimas además de las páginas personalizadas

Plataforma vs. Página

Otra diferencia entre los portales y las webs es la decisión que debe tomar el equipo de desarrollo entre hacer páginas o plataformas. En la mayoría de los casos, los portales de empresas y los websites son controlados por diferentes equipos y, por ello, hay expectativas distintas sobre cómo cada una de estas soluciones debe funcionar.

El equipo de marketing suele ser responsable de la web pública y prefieren los software diseñados para hacer publicaciones de estilo blog, donde se pueda medir el nivel de interacción del usuario, y que permitan la creación de páginas con un contenido visual atractivo. Su expectativa para la web, por tanto, va a girar alrededor de estas prioridades. Van a necesitar una solución que les ayude a crear páginas de manera rápida, que puedan ser conectadas o independientes, y tener total control de decisión para elegir dónde encajar estas páginas en la estructura del site.

Por otro lado, muchas organizaciones tienen que gestionar otras páginas además de las webs públicas. El equipo de soporte, por ejemplo, puede ser responsable de controlar el portal selfservice de cliente y, para ello, va a necesitar una solución que pueda ser integrada con el resto de aplicaciones que utilizan. En este caso, lo ideal es tener una solución cuyo enfoque es la construcción de una plataforma completa y con capacidad para múltiples tipos de usuarios y sistemas que se puedan conectar entre sí.

Múltiples sitios conectados por los mismos componentes de la plataforma

¿Deberías construir un portal o un website?

Tal y como cualquier otro tipo de solución tecnológica, la decisión entre construir un website o un portal se basa en el caso concreto de tu empresa y las necesidades que tiene. Con tantas funcionalidades parecidas entre las plataformas de portal y los gestores de contenidos, la mayoría de los proyectos podrían ser construidos con cualquier de las dos opciones (si se hace la planificación y se dedica el esfuerzo necesario). A continuación te mostramos una tabla con algunas directrices de cuándo utilizar cada uno:

¿Todavía no estás seguro?

Quizás con un ejemplo sea más fácil entender las diferencias que hay entre un portal y una web pública: imagina cómo sería crear un blog vs. crear un diario online.

Un diario online puede tener muchos participantes que necesitan acceso al backend del sitio. Los escritores tendrán que enviar borradores, los fotógrafos necesitarán subir las fotos, los diseñadores tendrán que hacer los cambios necesarios a nivel de interfaz de usuario y los editores tendrán que gestionar el resto de roles. Un portal permite que esta dinámica entre las diferentes áreas pueda existir a través de la gestión de permisos, ofreciendo a cada usuario las herramientas necesarias para realizar sus tareas, creando flujos de trabajo y controlando el resultado final.

Por otro lado, un blog tiene un sólo contribuidor principal, cuya preocupación es poder gestionar esta biblioteca de contenidos de manera eficiente. Quizás necesite crear otras funciones, como la de añadir un blogger invitado, pero para esto no hace falta muchos cambios. La integración de las redes sociales con las herramientas de marketing es también algo importante, pero tampoco hay necesidad de que sean implementadas a la interfaz de una manera visualmente consistente. La principal preocupación del blog es ofrecer al usuario una buena experiencia en el frontend, facilitando su acceso para elegir y editar contenidos desde el backend. Una web construida con funcionalidades WCM es la opción ideal en este caso, ya que ofrece herramientas sencillas y eficientes que permiten al dueño de la web enfocar su energía en mejorar el frontend.

Concéntrate en lo que tu equipo está preparado para mantener

Cuándo tienes que elegir entre un portal o un website, debes considerar cuáles son las necesidades de tu proyecto y de la equipo que lo estará llevando a cabo, además de cuál ha sido tu inversión. Los portales pueden funcionar como websites y viceversa, por ello es importante que tomes tu decisión en base a las funcionalidades que crees que aportarán más a tu empresa a largo plazo.

Los portales son clave en la estrategia digital

¿Qué se puede construir con los portales? Ten una visión general de las funcionalidades, beneficios y proyectos que diferencian a los portales.

Lee ¿Qué es un portal?

Commentaires