"No hay peor momento que el actual para ser un CIO", afirmó un ejecutivo en una conferencia reciente. 

Esta afirmación capta por sí sola la presión a la que está sometido un líder tecnológico: las crecientes expectativas de la dirección y la evolución de las necesidades de los negocios son más que suficientes para quitar el sueño a cualquier CIO, director de TI o líder tecnológico. 

Con demasiada frecuencia, los líderes tecnológicos y de TI se quedan al margen de las decisiones empresariales estratégicas porque se da por hecho que su papel viene después de que se firme el papeleo. Tienen que resolver el rompecabezas a posteriori, lo que provoca un aumento de los costes, problemas de seguridad y descentralización de las soluiciones. 

A medida que las empresas sigan invirtiendo en tecnologías y prioricen lo digital, la participación de los líderes tecnológicos en las primeras fases del proceso de compra será fundamental para el éxito de la empresa. 

Si eres uno de estos líderes, ¿cómo puedes salir de esta espiral y convertirte en un verdadero director estratégico de tecnología? 

5 recomendaciones para los líderes tecnológicos estratégicos 

Ser un director de tecnología orientado a la estrategia se está convirtiendo en algo fundamental a medida que las empresas siguen invirtiendo en tecnologías y priorizan lo digital. 

Si eres un líder tecnológico y buscas aportar ideas innovadoras en el proceso de decisión, debes dirigir a tu equipo de forma estratégica y evitar estos cinco errores garrafales:

No respondas de forma reactiva a las peticiones

NO te limites a encontrar inmediatamente una solución a cada petición aislada que llegue a tu equipo. 

Aunque la reacción inicial pueda ser la de satisfacer rápidamente las peticiones de todos y apagar los fuegos del día a día, esto deja al equipo y a la tecnología en un segundo plano, en lugar de ser un motor importante del negocio. 

En vez de esperar que las diferentes unidades de negocio dicten qué tecnología quieren en ese momento, siéntate con estos equipos para averiguar realmente qué necesitan. 

Los líderes estratégicos deben ser capaces de colaborar para encontrar la mejor herramienta o proceso para resolver estos desafíos. 

No te limites a realizar tareas, los líderes tecnológicos estratégicos saben que tienen que ir más despacio y preguntar a quien haya realizado la petición:

  • ¿Cuál es el objetivo de negocio que intenta alcanzar este equipo con esta petición? 
  • ¿Se necesita realmente una nueva tecnología o sistema, o hay algo existente que se pueda utilizar? 
  • ¿Existe una forma más eficiente y estratégica de ayudarles a satisfacer sus necesidades? 

Trabaja codo con codo con los departamentos para presentar soluciones que realmente ayuden a estos equipos, en lugar de cumplir ciegamente con una petición.

No trabajes en silos

NO trabajes aislado de otras unidades de negocio o consideres cada petición o iniciativa individual como algo aislado de otros proyectos y de la estrategia general del negocio. 

Aunque los equipos de TI y tecnología pueden no estar directamente integrados con otros departamentos, tienen una repercusión directa en el éxito de sus iniciativas basadas en las aplicaciones y sistemas que construyen o adquieren para estos equipos. Para que estas soluciones tengan éxito, hay que pensar más allá de este equipo o proyecto individual. 

Rompe los silos al preguntar: 

  • ¿Hay otros equipos que estén enfrentándose a un reto similar? 
  • ¿Hay otros equipos que se beneficiarían de una solución similar? 
  • ¿Cómo contribuye esto al éxito general de la organización? 
  • ¿De qué otras maneras podemos aprovechar esta solución para otros equipos? 

 Piensa más allá del equipo o proyecto individual para ampliar su éxito a la organización en su conjunto.

 No te centres solo en el corto plazo

NO pienses en las necesidades en un plazo inmediato. 

Las necesidades inmediatas surgen y deben abordarse, pero deben hacerse reflexionando. Los equipos tecnológicos pueden intervenir para formar parte del éxito de toda la organización pensando más allá de las necesidades inmediatas y buscando soluciones a largo plazo que beneficien a toda la empresa. Por ejemplo, en lugar de invertir en una solución puntual, los líderes estratégicos pueden explorar una opción más holística que pueda abordar tanto las necesidades actuales como las futuras. 

Pensa en el futuro para encontrar soluciones que puedan estar preparadas para los desafíos que puedan surgir a medida que las necesidades del negocio y de los clientes evolucionen.

No pienses solo a nivel local/regional

NO pienses solo en soluciones para regiones u oficinas individuales, plantéate también la forma en la que estas soluciones pueden aprovecharse en diferentes ubicaciones. 

Todos hemos oído el dicho "piensa globalmente, actúa localmente". Esto puede suponer todo un reto, ya que muchas organizaciones con una estructura de oficina corporativa y local luchan con las oficinas que operan en su propio silo, creando diferentes procedimientos y políticas en diferentes lugares. Pero los líderes estratégicos encuentran mejores formas de unificar toda la organización para que todos funcionen de forma coherente a la hora de resolver los problemas, encontrar las herramientas adecuadas y escalar de forma eficiente. 

Asegúrate de trabajar con otros equipos, sobre todo con los equipos tecnológicos, en todas las oficinas. El éxito de tu empresa requiere una colaboración constante. 

 No intentes desarrollar todo de forma interna

NO des siempre por hecho que el desarrollo de una solución a medida es la mejor opción. 

Tradicionalmente, los responsables de TI han preferido crear aplicaciones a medida dentro de la empresa en lugar de optar por una solución de terceros que podría no satisfacer sus necesidades o no conectarse con los sistemas existentes. 

Pero, aunque muchos equipos de TI son más que capaces de construir soluciones a medida, la pregunta no debería ser si pueden o no, sino si deberían construir algo nuevo.

Hay que tener en cuenta varios factores: 

  • ¿Cuál es el coste y el esfuerzo necesarios para construir y mantener una solución a medida frente a una adquirida? 
  • ¿Con qué facilidad se integrará la solución, no solo con las aplicaciones y sistemas actuales, sino también con los futuros? 
  • ¿Cuánto tiempo se necesitará para poner en marcha y gestionar una solución personalizada frente a una adquirida? 

 Asegúrate de tomar decisiones rentables y escalables para equilibrar las necesidades inmediatas y a largo plazo, tanto si se trata de crear una solución interna como de comprarla a un proveedor.

Al evitar estos errores, los líderes pueden pasar de ser reactivos a ser proactivos y estratégicos, de tener una visión limitada a pensar en términos generales y, en última instancia, de ser considerados como un personaje secundario a desempeñar un papel fundamental en el éxito del negocio.

Dar los primeros pasos

Descubre cómo el autoservicio es una herramienta de la que puede sacar provecho toda tu organización.

Descarga aquí 
Comentarios